Crimen y castigo

portada-crimen-castigo_grande

FIODOR DOSTOYEVSKI, Crimen y castigo

Aunque bien es cierto que todo lo que he escrito anteriormente no tenía tanto que ver con Crimen y castigo como con lo que algunos pasajes de la novela me evocaban, poco más me queda que añadir, puesto que de lo que yo hablo aquí es de lo que los libros me parecen, sin pretender llegar a hacer ninguna crítica literaria seria. Aunque en realidad sólo he comentado aquí cuatro pasajes de la novela, cuando muchos otros más me llamaron la atención de forma independiente, algo que no me sucedía desde que leí Viaje al oeste, hace ya bastante tiempo. Y recordando aquella ocasión con lo que iba leyendo en ésta, me daba la sensación de que eso es lo que hace a las grandes novelas, esa capacidad para que veamos nuestro mundo reflejadas en ellas al tiempo que nos ofrecen un irrenunciable entretenimiento. Porque Crimen y castigo es en primer lugar entretenida, una de esas lecturas que en cuanto pasas las cinco primeras páginas te hace perder la noción del tiempo y priva de importancia a cualquier cosa que no aparezca ahí escrita. Son un cúmulo de acontecimientos que se encadenan uno con otro, haciéndonos saltar no sólo en la trama, sino también en la temática de la novela, que al final no sabemos si es social, filosófica o policíaca. O todo junto, que es lo que la hace tan interesante.

La historia gira en torno al asesinato cometido por Raskólnikov para llevar a cabo un robo, aunque amparado por motivos que él considera de justicia social. Él no tiene dinero y para conseguirlo mata y roba a una vieja usurera que previamente se ha presentado al lector de manera que no sienta ningún afecto por ella, al contrario que por Raskólnikov, con quien sí se siente identificado. Raskólnikov es un estudiante pobre que está a punto de ser desahuciado. Su madre y su hermana tampoco tienen dinero, por lo que él, que pretende cuidarlas aun sin tener ningún medio para ello, tampoco está dispuesto a pedírselo. Además, sus ideales sociales son muy elevados y cree en una sociedad justa que con tristeza vislumbra como imposible. ¿Cómo no va el lector a sentir debilidad por este soñador sediento de justicia e igualdad? Por otro lado, está la vieja, que se gana la vida haciéndose a precios ridículos con las pertenencias de gente como él que se ve obligada a vender lo poco que tiene para subsistir. En este orden de cosas, el protagonista no se limita a matarla para hacerse con el botín y salir de la miseria, sino que mantiene una lucha interior en la que a cada motivo para llevar a cabo la terrible acción contrapone otro para no hacerlo. Pero finalmente comete el crimen y por un breve momento el lector puede ponerse en su contra. Sin embargo la historia no termina ahí. Raskólnikov no acaba de convertirse en un asesino y ya, sino que continúa viviendo y actuando y, a pesar de estar algo trastornado por lo que acaba de hacer, sus acciones siguientes son todas buenas y justas, y siempre busca el bien de sus semejantes y liberarlos de aquellos que suponen una lacra.

Por todo esto, porque vemos seguir su vida adelante, el lector puede llegar a desear que su crimen quede sin castigo, que nunca lo pillen. Pero a pesar de todas sus buenas acciones, a pesar de que lo que hizo lo hizo por un “bien mayor”, su actuación no puede permitirse, pues como bien le recuerda otro personaje desde una edad ya más avanzada, no es así como se cambian las cosas. Para cambiar algo malo no podemos hacer algo peor, pues ese pensamiento maquiavélico es propio de una juventud sin experiencia en la vida, aunque hoy en día tanta gente nada joven lo defienda, lo que, entre otras muchas cosas, me hace pensar que la población de las sociedades actuales está compuesta por eternos adolescentes. Empezando por quienes desempeñan cargos de máxima responsabilidad.

Anuncios

Un comentario en “Crimen y castigo

  1. Pingback: Podio de libros del 2015 | El Salón Áureo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s