Perros e hijos de perra

perros_e_hijos_de_perra

ARTURO PÉREZ-REVERTE, Perros e hijos de perra

Para ser sincero, no tenía mucha intención de leer esta recopilación de artículos de Arturo Pérez-Reverte. Por dos motivos. El primero, que tengo la impresión de que la calidad de los artículos de Reverte va bajando progresivamente. El segundo, que no comparto en absoluto su afición por los perros, y me venía venir una serie de loas desmedidas hacia estos animales. Tampoco me he equivocado mucho en esto último.

Pero por obra más de la casualidad que de otra cosa, terminé por leerlo. Y no me arrepiento, pues a pesar de seguir sin verles mucho sentido a un puñado de alabanza de los perros, si que se la veo a otras cosas que ahí iban apareciendo. Por ejemplo, la utilización de la figura del perro como reflejo de las diferentes épocas o situaciones históricas, o de los diferentes momentos de la formación de una persona. Hay en sus páginas muchos ejemplos de crecimiento, de maduración personal, de responsabilidad… todos ellos con un perro al lado que los acompaña, o más bien que los moldea, pues sin la presencia del animal sin duda habrían sido diferentes, y lo digo con el conocimiento de causa de alguien que también vivió algunos de ellos pero sin un perro a su lado, lo que los hizo diferentes. Ni mejores ni peores, sólo diferentes. No hecho en falta la experiencia pues, quizá, con mi carácter un perro me habría molestado, pero he de reconocer a Reverte la habilidad de hacernos comprender no lo que él o su hija en algún artículo sentían, sino lo que quienes en general han crecido con estos animales suelen sentir. Y eso tiene su mérito, sobre todo cuando casi nos hacen reconocer esas emociones.

Otra cosa interesante es que podemos leer a un Reverte humano en ocasiones, algo que al parecer sólo los perros pueden conseguir. Un Reverte que deja ver sus sentimientos y emociones, algo muy poco habitual en quien suele escribir parapetado tras una máscara pétrea que nos impide conocerlo. Es curioso: incluso nos permite contemplarlo llorar, algo que seguro que más de uno de sus lectores empezaba a creer imposible.

Estos artículos, sin duda, no necesitan de ninguna recomendación para los amantes de los perros, pero les aseguro a aquellos a los que no les gustan tanto, que no es sólo perros lo que encontrarán ahí dentro, y que merece la pena asomarse en esta ocasión para ver el resto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s