Las dos doncellas

ne2donp1

MIGUEL DE CERVANTES, Las dos doncellas

A medianoche llega a una posada un misterioso caballero que quiere una habitación para él sólo. El posadero le informa de que sólo le queda una, pero tiene dos camas, así que si llega otro viajero tendrá que compartirla. Ante ello el visitante le paga por las dos camas para no ser molestado. Sin embargo, el siguiente viajero en llegar, al conocer la historia, queda tan intrigado que consigue ser hospedado en la otra cama. Una vez ahí, el primer viajero le cuenta que en realidad es una mujer que viaja para encontrar al hombre que la sedujo, para obligarlo a casarse con ella. No será hasta la llegada de la mañana, con la entrada de luz en el aposento, que don Rafael, pues así se llama el segundo viajero, descubra que su compañero de habitación es Teodosia, su hermana.

Ante esta situación, Rafael determina no tomar venganza sobre su hermana, sino ayudarla a dar con Marco Antonio, pues ese es el nombre de su seductor. Parten, ella bajo el nombre de Teodoro, para ocultarse, y en el camino dan con unos hombres que han sido asaltados por unos bandoleros. Uno de ellos resulta ser otra mujer vestida de hombre, llamada Leocadia, enamorada del mismo Marco Antonio, y que también ha salido en su búsqueda, aunque ella nunca llegó a tener trato carnal con él. De ella se enamora perdidamente Rafael, que se ofrece a ayudarla a dar con él.

En esta situación, tenemos un enrevesado enredo amoroso propio de la mejor comedia de capa y espada. Teodosia busca a Marco Antonio disfrazada de Teodoro. Rafael la ayuda. Leocadia, también lo busca vestida de hombre, pero ella no sabe que Teodoro es una mujer. Así que Teodosia la odia, sin que Leocadia lo sepa, por pretender a su marido, al tiempo que Rafael la ayuda a encontrarlo, pero en realidad para su hermana, pues él está enamorado de Leocadia.

Lo encontrarán en trance de muerte, pero, dado el planteamiento de la novela, el final será necesariamente feliz, aunque no lo desvelaré.

Nuevamente Cervantes nos coloca ante una historia bastante típica de su época, pero con un tratamiento de la relación de los personajes femeninos con su entorno bastante atípico. Si bien es cierto que la mujer que se viste de hombre para ocultar su identidad mientras viaja sola es algo a lo que se echa mano bastante, resulta más extraño que su hermano, una vez descubierta la pérdida de la honra, no tome venganza. Es cierto que la presentación de la novela se asemeja a la de una comedia de capa y espada, y en este tipo de historias la dama siempre está al borde de ser descubierta y perder su honor, pero hay dos puntos que separan esa situación de la que tenemos en esta novela. Y es que allí nunca llegan a ser descubiertas, y aquí Teodosia es descubierta nada más comenzar el relato. Además, allí tampoco llegaban a ser deshonradas, y aquí Teodosia efectivamente lo está.

Pero comenzar la historia con un asesinato habría echado por tierra su carácter ingenioso y de misterio, que se le confiere casi desde la primera frase. En lugar de eso, Rafael mantiene el secreto, en la certeza de que si nadie conoce la deshonra, nadie podrá acusarlo de ella, y si logra solucionarla en privado será como si nunca hubiera existido. El razonamiento es lógico, pero no tanto el hecho de que un personaje noble se convierta en cómplice de su propia deshonra, poniendo por delante el amor hacia su hermana y ofreciendo soluciones más civilizadas a la constante de limpiar siempre la honra con sangre. Además, al final la cosa no queda tan secreta como le habría gustado a Rafael, de no ser porque en el lugar en el que todo se desarrolla no son conocidos de nadie.

He comparado la novela con una comedia de enredo, y lo es, pero Cervantes no se limita a seguir los esquemas de personajes de este tipo de comedias. De entrada, difiere en lo que ya he dicho, pero, además, en esta ocasión el peso de la acción recae sobre el galán en lugar de sobre la dama, pues las dos que aparecen no parecen tener el ingenio necesario para resolver su problema, es Rafael quien termina por encargarse de todo.

El argumento, al fin, se vuelve tan interesante como el de la novela anterior, superponiendo un misterio a otro hasta la resolución final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s