La tía fingida

la-tia-fingida_opt

MIGUEL DE CERVANTES (atribuido), La tía fingida

La tía fingida es la decimotercera novela ejemplar, una historia de los bajos fondos, de ambiente prostibulario, algo bastante poco común en la narrativa de Cervantes, que cuando desciende a estos ambientes suele ser para usarlos como decorado de otras inquietudes narrativas, pero no como centro y guía de su historia. Claro que Cervantes podría haber sentido el gusanillo de escribir una de esas historias que no le seducían demasiado, pero sería como encontrar una novela puramente picaresca firmada por su pluma: algo bastante extraño. De todos modos, ni soy un experto en Cervantes ni voy a realizar ningún estudio textual para escribir una reseña. Baste decir que hasta la fecha los críticos aún no han sido capaces de pronunciarse con seguridad sobre la autoría de Cervantes.

La historia trata sobre unos estudiantes que rondan a una joven, pero son expulsados de su casa por su dueña. Piden ayuda a un caballero llamado don Félix, que se introduce a escondidas en la casa y descubre que la joven es una prostituta y que la dueña la remienda para volver a ofrecerla siempre como virgen. En estas llega la autoridad y se lleva a las mujeres a la cárcel, pero en el camino los jóvenes raptan (o liberan, según se mire) a la joven. Uno de ellos quiere gozarla en el acto, pero el otro se opone y se la lleva a su pueblo para casarse con ella con la bendición de su padre, mientras la dueña es acusada de brujería.

Como ven, se trata de una situación con un humor bastante corrosivo, más cercano al ámbito de La Celestina que a lo que Cervantes suele ofrecer. Tenemos engaños prostibularios minuciosamente explicados, dando detalles sobre la prostitución de la muchacha, el trabajo de la alcahueta, la reconstrucción del virgo… y termina con la escena de desprestigio de la boda.

Un detalle personal es que, a pesar de que me ha parecido una novela muy entretenida y divertida, no me ha parecido que haya nada que vaya más allá de la mera aventura, y eso sí que me parece poco habitual en Cervantes. Para que se hagan una idea, la edición en la que he leído las Novelas ejemplares es la de Crítica, que tiene unas introducciones a las novelas bastante extensas, pero en esta en concreto, sobre la novela en sí se limita a señalar que “no es más que un relato prostibular en la tradición de La Celestina”, y dedica el resto del texto a hacer disquisiciones sobre su autoría. Es bastante revelador que el editor tenga tanto que decir sobre la autoría y tan poco sobre el texto.

Y con esto creo que ha terminado mi paseo por las páginas de las Novelas ejemplares de Cervantes (que tenía leídas sólo a medias), algo que me había impuesto para este año cervantino en el que el Gobierno de España ha ninguneado a nuestro autor más importante mientras las representaciones de Shakespeare se suceden por todo el mundo, en todas las lenguas imaginables. Y mientras personas de todos los países conocen cada vez más al dramaturgo inglés, sobre Cervantes no se ha hecho absolutamente nada. Nada que pudiera viajar por el mundo, se entiende. Podrían haberse currado una serie de televisión (ahora que tan de moda está) con las Novelas ejemplares, a novela por capítulo (y una segunda temporada con los entremeses, ya que estamos). En China, al menos, puedo decirles que ni saben que hace 400 años que murió Cervantes (muchos no saben ni que vivió), no se ha visto su presencia fuera de las cuatro paredes de la biblioteca del Instituto Cervantes de Pekín. Eso sí, la payasada de que un grupito de famosetes (entre los que siempre se suele contar un desagradablemente alto número de políticos) lean fragmentos de El Quijote, que salta a la vista que su reducida capacidad lectora no les permite comprender, no habrá faltado. Y luego se extrañarán de que lo primero que piensan todos cuando oyen mencionar a Cervantes es que es aburrido. ¿Y todavía les sorprende con semejante escaparate?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s