Podio de cómics del 2015

comicteca-murcia-buqueartdora

Me permito hacer otra pequeña lista, esta vez de cómics, porque a pesar de ser consciente de su carga comunicativa, no los considero literatura. Sí que son un tipo de arte, eso sin duda, pero no arte literario. No puedo incluirlo dentro del número de la novela, por mucho que nos guste utilizar la nomenclatura de “novela gráfica”, del mismo modo que no puedo incluir al cine (otro arte no literario) dentro del número del teatro.

Hace menos de diez años que comenzó mi relación con este particular género, que era un completo desconocido para mí, y desde entonces he seguido saciando mi creciente apetito por este tipo de historias. Recuerdo que en un principio, al no saber nada sobre cómics, tuve que preguntar a alguien más entendido que yo en el tema. “¿Qué me recomiendas para empezar a leer cómics?”, pregunté. “Te recomiendo que no empieces”, me respondió, “es tremendamente adictivo y caro”. Pero no le escuché y comencé a leerlos. Y debo decir que tenía razón: es adictivo y caro a partes iguales, pues su precio supera al de los libros y, debido a sus características, se leen a mucha mayor velocidad.

Los cómics que he leído este año (que no son muchos) inclinan la balanza hacia el lado asiático.

1. Una vida en China

9788492769575

De esta trilogía que cuenta la historia de la vida de un niño nacido durante la época de reformas de Mao hasta la China actual, la que más me gustó fue la primera parte, El tiempo del padre, en la que cuenta cómo se conocieron sus padres y su infancia. Sigue molestándome un poco la distancia que toma para contar la historia, pues dicha distancia sirve también para justificar algunas cosas injustificables, pero por otro lado también retratan ciertos momentos con una muy bienvenida frialdad, sin sentimentalismos. Al menos así sucede en las dos primeras partes, pues en la tercera se traiciona esta idea con la excusa de la presencia en el lugar de los hechos, excusa que sólo se aplica a los momentos que al autor le convienen. Pero en conjunto el cómic es altamente interesante, sobre todo si se toma cierto posicionamiento crítico con respecto a la historia.

2. Los pies vendados

9788415685135

Otra historia china contada de manera desapasionada y tomando cierta distancia, del mismo autor de la anterior. Aunque en este caso el relato resulta mucho más sincero aunque menos épico. Cuenta la historia de su niñera, una niña a la que le rompieron los pies para vendárselos y buscarle un buen marido, como era costumbre en la China imperial. Pero al poco tiempo de eso llegó la revuelta comunista, que quería desterrar al olvido todas las costumbres que formaran parte de su pasado imperial, y ella se vio al margen de la sociedad, con una marca de la época pasada en sus pies que no podía borrar, y que le dificultaba al mismo tiempo vivir de su trabajo. La toma de distancia en este caso es real, pero la narración de los hechos alrededor de esta mujer nos muestra como la sociedad china no perdona no ser uno de ellos, y sistemáticamente ella va quedando al margen de la sociedad en las diferentes modas de pensamiento que se van imponiendo.

3. Una posibilidad entre mil

02PortadaPos1

Cuenta la historia de una pareja que tiene que atravesar las adversidades de criar a una hija con una grave enfermedad. La historia sobrecoge debido a la terrible situación que plantea, pero a mí me llegó especialmente por el lugar en el que vivo. En China la niña habría muerto. No hay una sanidad gratuita que se habría hecho cargo de ella, lo que con toda seguridad habría acabado con unos padres sin hija y cargados de deudas para pagar los hospitales durante el resto de sus vidas. Esto me hizo leer la historia con una sensibilidad diferente que probablemente sea la que la ha traído a este podio.

Anuncios

Podio de libros del 2015

libros-planeta-triatlon

Como tantos otros, siento una especial debilidad por elaborar listas, y como le sucede también a tantos, paso en ocasiones más tiempo haciendo esas listas que cumpliendo sus objetivos. Entre mis listas favoritas se encuentran las de películas o libros, que generalmente incluyen un número de ellos imposibles de ver o de leer.

Durante el año 2015 he tenido tiempo de leer 56 libros y 27 cómics. Sí, llevo la cuenta debido a las condenadas listas, y sí, ya sé que no es un número demasiado elevado, leo despacio y me he vuelto vago, sobre todo debido al maligno influjo de Internet (cuento entre los famosos propósitos de año nuevo volverme más resistente a la absurda seducción de los cantos de sirena de la web). De ese número podría sacar la típica lista de 10 libros, pero me parece demasiado pretencioso pretender animar a leer diez libros (sobre las lecturas que todos elegimos sin que nadie nos las proponga, por supuesto) a nadie, y creo que la idea de un podio con tres libros es mucho más modesta y asequible. Pero mi podio es personal y no se basa en ninguna regla, no son libros publicados durante el año recién terminado, ni los he elegido por su calidad (pues sólo serían clásicos, en ese caso), sino que son lecturas que me han llamado la atención por cualquier motivo por encima de las demás. Puede que me hayan hipnotizado con su narración, puede que me hayan hecho plantearme alguna cuestión, puede sencillamente que me hayan divertido más de lo esperado, o pueden ser tan sólo placeres culpables, por qué no.

El libro estrella para mí ha sido Crimen y castigo, pero no lo incluiré en la lista, pues bastante he hablado ya de él.

1. Un grito de amor desde el centro del mundo

un-grito-amor-desde-centro-mundo

Esta metafísica novela de amor resultó ser toda una sorpresa, pues la comencé como una mera curiosidad. Años atrás me habían hablado de ella con una sinceridad tal en la expresión de lo mucho que le había gustado a mi interlocutor, que me había quedado con las ganas de echarle un vistazo. En realidad pensaba leerla en aquel mismo instante pero, como suele pasar (o me suele pasar a mí, al menos), otras lecturas se metieron en medio y ésta quedó relegada a la lista de las eternamente pendientes, situación a la que he puesto remedio este 2015. La novela cuenta el amor de juventud de su protagonista y cómo éste termina con la trágica muerte de su novia (cosa que sabemos desde un principio, así que no le he reventado el final a nadie). Probablemente muy pocos, casi nadie, habrá vivido un amor de juventud de la intensidad del descrito en la novela, pero a pesar de todo se crea la ilusión de que todos conocemos a la perfección esa situación, con lo que entramos a un juego de una falsa nostalgia de nuestra adolescencia. Pero lo que realmente hace destacar a la novela es su discurso existencial, que se decanta sin duda a favor de la espiritualidad.

2. Hombres buenos

fot_txt1422378402_gr

Sé que es arriesgado incluir a Arturo Pérez-Reverte en una lista de los mejores libros leídos en el año (pues pocos libros hay que haber leído para no poder competir con un autor cuya maestría no es tanta a pesar de su tremendo éxito y de ser innegablemente interesante), pero la última novela del Duke of Corso me sorprendió muy gratamente. Reverte vuelve en ella a aquellas novelas de aventuras que tan bien se le daban, de entre las que El maestro de esgrima es su gran exponente (aunque no las he leído todas). Por fin se olvida de ese tono de artículo de los domingos y recuerda que lo que tiene entre manos es una novela, con lo que nos ahorra sus ingeniosidades verbales varias, que no suelen venir a cuento. Unos académicos viajan a Francia en el siglo XVIII para hacerse con un ejemplar de la Enciclopedia, prohibida en España, y hacerle un hueco en la biblioteca de la RAE. Reverte nos ofrece una historia en la que se ven reflejados los problemas de la sociedad española actual, sin renunciar para ello al entretenimiento y la aventura. Y es que, parafraseando al censor de El castigo sin venganza de Lope de Vega (con quien, por cierto, Reverte comparte fecha de nacimiento), “Cuando Arturo quiere, quiere”.

3. Revival

9781444789171

La última novela publicada en español (creo) de Stephen King, fue también mi última lectura del año, así que perdonarán si no soy muy objetivo debido a la escasa distancia con el momento de su lectura, pero me ha servido para reconciliarme con un novelista al que no tenía en muy alta estima. En ella se nos cuenta la vida de un guitarrista y su relación con el pastor de la iglesia de su pueblo, con el que tendrá varios reencuentros a lo largo de su vida. Y por supuesto hay al final un elemento fantástico y de terror, pero no es ni mucho menos el que marca el paso de la historia, pues esta tarea está encomendada a los personajes, las relaciones que existen entre ellos, la sociedad que los marca en sus vidas… Muchos parecen empeñados en poner en relación las historias de King con las de Lovecraft, o incluso con la novela gótica, basándose en sus elementos de terror, pero puestos a buscar una comparación, a mi me ha parecido que la novela de King tiene más puntos en común con, por ejemplo, Pío Baroja. Ambos son un buen reflejo de la sociedad de su época y buscan dejar constancia de ella en su escritos, y ambos parecen ver en la anécdota y los hechos fuera de lo común, la mejor manera de hacerlo.

>Podio libros 2010

>

Al igual que hice el año pasado, voy a permitirme éste erigirme en juez y confeccionar un pequeño listado con los cinco mejores libros que he leído este año. Cierto es que no ha sido un año pródigo en lecturas, pero no por ello han dejado de llegar unas cuantas joyas a mis manos. He decidido, también, suprimir la lista de cómics, puesto que no son muchos los que he leído lo suficientemente buenos, así que he salvado un único título y lo he introducido en esta lista. En fin, vamos allá.

5

CLAUDE BLETON, Los negros del traductor

Resulta increíble cómo, partiendo de un hecho tan pedestre y aburrrido como puede ser el de los negros literarios, esta novela lo convierte en una alegoría fantástica-detectivesca capaz de invertir los papeles entre autor y negro, y que ejemplifica de una extraña manera el problema de cómo debe abordarse una traduccción literaria. Genial tanto en su vertiente detectivesca como en la metaliteraria.

4

JIRO TANIGUCHI, Tierra de sueños

Me encanta cuando un relato consigue introducir en mí la nostalgia de momentos que nunca he vivido, y eso es lo que hace Tierra de sueños: cinco breves historias marcadas por las mascotas de una familia y que hacen referencia a distintas etapas de la vida y las decisiones que debemos tomas en ellas. Sin duda el mejor cómic que he leído este año.

3

YU HUA, ¡Vivir!

¡Vivir! es la historia trágica de Fugui, el hijo de un terrateniente chino bien posicionado, que irá perdiendo, poco a poco, todo lo que su nacimiento le había concedido. De ese modo, la vida opulenta actual se irá despojando progresivamente de todo hasta quedar reducida a lo esencial para la realización personal del individuo. Sorprende de Yu Hua que trate con el mismo desdén al Kuomingtang, al Partido Comunista Chino y al ejército, y que sin embargo siga publicando en China, imponiendo su altísimo número de ventas a la censura. Un novelista chino muy recomendable.

2

APOLONIO DE RODAS, Argonáuticas

Parafraseando a Javier Marías, los clásicos ya sabían contar historias, y lo hacían mucho mejor que nosotros. Y es que por mucho que algunos se empeñen en decir que su forma de narrar es aburrida, lo cierto es que sus técnicas resultan mucho más precisas que las que hoy en día utiliza la secta de los escritores de best-sellers, dándonos las carácterísticas de los personajes y lugares que sí son necesarios para el correcto discurrir de la aventura y librándonos de toda la paja molesta e innecesaria. Sólo una cosa se echa en falta: Apolonio nos cuenta la consecución del vellocino de oro, pero nos priva del regreso al hogar y la recuperación del trono usurpado.

1

Viaje al Oeste

No sólo ha sido el mejor libro de este año, sino que se ha convertido en uno de los mejores de los que he disfrutado nunca. Resulta difícil centarse en una sola cosa puesto que se trata de una novela río del alcance, casi, del mismo Quijote. La cantidad de historias son tantas y de tan variada índole, que centrarse en una rebajaría sin duda el nivel del libro. Tripitaka Tang deberá viajar al Paraíso Occidental para conseguir las escrituras sagradas de Buda, y el camino está lleno de pruebas en forma de monstruos, haciendo referencia cada una de ellas a un aspecto distinto de la existencia. Dos mil doscientas páginas que verdaderamente merecen la pena.

>Podio cómics 2009

>

Hasta la saciedad he comentado por ahí que este había sido mi año de descubrimiento del cómic, así que tal como hice el listado de los cinco mejores libros que había leído, haré ahora el de los cinco mejores cómics. No es que hasta ahora no hubiera leído ninguno, sino que este año casi los he devorado compulsivamente en una especie de intento por rellenar ese hueco cultural.

5

Este increíble cómic de estética ciberpunk constituye una suerte de búsqueda de la humanidad. Si bien la materia narrativa no avanza con excesiva fluidez (más bien a trompicones en algunas ocasiones), las disquisiciones de orden moral que la detienen se convierten a la larga en el verdadero cuerpo del relato. Además el texto está salpicado por notas en los márgenes colocadas ahí por el propio autor y que, a pesar de ser difíciles de conjugar en ocasiones con la historia en sí, contribuyen en gran medida a configurar su alma.

4
GUY DELISLE, Shenzhen

Shenzhen constituye el diario de viaje del canadiense Guy Delisle durante el tiempo que estuvo en esa ciudad china para sacar adelante una serie animación. Se trata sin duda de la más divertida de sus novelas gráficas y consta de la superposición de escenas más o menos graciosas que allí le ocurrieron. Sin embargo, en esa aparente sencillez logra retratar de manera muy humana el mundo en el que se vio inmerso durante el tiempo que duró su aventura.

3

Un hijo que ha tratado injustamente a su padre durante toda su vida se dará cuenta de ello a la muerte de éste, al tener que regresar a su pueblo natal para acudir al funeral. Ese es el sencillo argumento de esta genial novela gráfica, en la que el progreso, representado en el hijo que viene de Tokio, tendrá que vérselas cara a cara con la tradición a la que ha intentado vanamente expulsar de su vida, representada en su familia y su pueblo y, como no, en el padre muerto.

2
NATSUO SEKIKAWA, La época de Botchan: La bailarina del otoño

No se trata de la mejor de la serie de novelas firmadas por Sekikawa e ilustradas por Taniguchi (confieso no haber leído aún la última), pero si hay que elegir una, debe ser ésta, pues es la que mejor combina la historia particular que relata con el mundo que quiere retratar. En ella una dama alemana viaja al Japón para acudir a la promesa de matrimonio que le ha hecho un militar, pero una vez allí chocará con la mentalidad japonesa, que obliga al militar a servir a su país dejando a un lado sus sentimientos militares, y faltar a su promesa. Tanto el protagonista de esta segunda parte como Soseki en la anterior llegarán a la misma conclusión tras su aprendizaje en Europa: lo que el Japón debe aprender de Europa es a seguir su propio camino y no tratar de imitarlos.

1

Resulta difícil resumir el argumento de esta ambiciosa obra literaria, pero lo más acertado sería decir que se trata de la Odisea, pero contada en esta ocasión a través de todo un linaje familiar. En ella una familia compuesta por los mejores guerreros del universo deberá encontrar su particular Ítaca. En realidad cada uno de esos terribles guerreros son alter egos de otros igualmente terribles héroes griegos, pero colocados en un mundo de ciencia ficción en el que, al igual que en el nuestro, reinan el poder, la fuerza y la corrupción.

>Podio libros 2009

>

Pues como el 2009 está ya terminado definitivamente, me tomaré la licencia de hacer una lista (me encantan las listas absurdas e inútiles) con los cinco mejores libros que he leído este año (con un particular criterio, pues no pienso utilizar tan solo argumentos de calidad, sino mi gusto personal). Quizá se pregunten porqué la lista sólo incluye cinco títulos. Es bien sencillo: poner por orden de preferencia un número mayor de cinco es una tarea que no me apetece llevar a cabo (demasiado cansada). Además, por motivos económicos, todos los títulos intersantes publicados en 2009 los he dejado postergados para 2010; entonces habrá que echarles un vistazo. Ahí vamos.

5

Fitzgerald nos transporta a un mundo que al principio parece llevarnos a un estado de felicidad casi infantil, pero que al final terminará dejándonos un gusto bastante amargo. En él las relaciones personales y los afectos se revelan como algo superficial en el esquema del sueño americano, conformando un mundo carente de valores que observamos desde la distancia y contra el que se nos pone en guardia.

4

Sin duda la mejor de las tres primeras novelas de Sherlock Holmes (tengo pendiente la lectura de las publicadas tras ella). El famoso detective se enfrenta a una suerte de misterio licantrópico que amenaza al heredero de una gran fortuna. Las deducciones de Holmes se vuelven en esta novela mucho más serias que en las dos anteriores, y no es de extrañar, pues Doyle lo ha hecho pasar por múltiples aventuras en dos libros de relatos.

3

El título de esta falsa (o así lo espero) autobiografía viene dado por la máscara metafórica que el protagonista debe ponerse para ocultar su verdadera personalidad y vivir así en sociedad. Si bien Mishima era bastante raro, no creo que llegara a los extremos de este personaje apocado, sádico y obsesionado con una muerte heroica. Sin embargo representa a la perfección el enfrentamiento entre la persona individual y la sociedad, que si bien es un tema universal, resultaba mucho más peliagudo en la época en que fue escrito, en un Japón recién salido de la Segunda Guerra Mundial y que perdía rápidamente sus tradicionales valores colectivos para sufrir una profunda ocidentalización.

2

No sé si me lo imagino o realmente es así, pero esta novela, probablemente la más conocida de Asimov, se me antoja como una especie de denuncia del la utilización del conocimiento como arma de poder. En ella una organización religiosa que detenta el conocimiento de toda una civilización lo exhibe como una magia que sólo ellos pueden controlar, con lo que hacen que todas las demás naciones dependan de ellos. Es fácil identificar a esta organización con el Vaticano, pero más allá de eso, parece denunciar también el actual sistema económico, en el que se crean unas necesidades ficticias que una vez establecidas deben ser mantenidas a cualquier coste.

1

Botchan significa señorito, y eso es precisamente lo que es su protagonista: un señorito que se ve obligado a vivir en un pueblo del que desprecia a sus habitantes por no haber sido educados como él. Y más allá, es la alegoría del encuentro de dos modos de vida totalmente opuestos en el que uno supuestamente más avanzado desprecia al otro (occidente-oriente) al final de la era Meiji. El enfrentamiento de Botchan con el pueblo, del que deberá aprender para madurar y seguir adelante, es el enfrentamiento del Japón con occidente. Una novela humorística, pero que encierra una gran enseñanza: todos tenemos algo que aprender de los demás, pero eso no implica la imitación de estos, sino la superación de nosotros mismos.